El problema de no contar con suficiente dinero a la hora de arrancar un proyecto web, nos hace buscarnos la vida para abaratar costes. Una maniobra muy famosa es acudir a alojamientos gratuitos, los cuales no cuestan nada de dinero, pero que contienen ciertas condiciones que no benefician en nada. Por ello, si vas a usar un hosting gratuito, ten en cuenta lo siguiente.

  1. Espacio limitado

Si tienes la idea de tener una web grande a largo plazo, deberías plantearte seriamente si merece la pena un hosting gratuito. El primer truco que tienen estos productos es que tienen un espacio limitado, quedando libre muy poco espacio, algo que te obligará a contratar un servidor mejor, por lo que al final acabarás pagando lo que tenías que pagar al principio.

  1. Límite de tráfico

Este es el peor de los males de los alojamientos gratuitos porque sólo soportan una actividad determinada, como, por ejemplo, 500 usuarios conectados al servidor. En el momento que se exceda ese tráfico, la página web se caerá y no funcionará, ocasionándote bastantes problemas de funcionamiento.

  1. Servidores lentos

Por algún lado tenían que recortar y aquí es donde más vamos a notar que estamos usando un hosting gratuito. La página web tendrá una velocidad de carga lentísima en comparación a un servidor dedicado, algo que nos desespera a los usuarios en pleno 2018. Personalmente, no aguanto en ninguna página web que se demore más de 5 segundos entre sección y sección.

  1. Normalmente caído

Esto es lo que ocurre cuando utilizamos esta clase de alojamientos, provocando caídas durante mucho tiempo que Google penaliza en relación al posicionamiento ¿A qué usuario le gustaría entrar a una web y que esté caída? Ya os lo digo yo, a ninguno. Así que, los hostings gratuitos tienen programado un uptime bastante negativo para, así, obligar a los propietarios a que “upgradeen” sus cuentas y pasen por caja.

  1. Servicio técnico…

Por decir algo, ya que el servicio técnico es prácticamente inexistente en este tipo de productos. Nos encontraremos con soportes que no ayudan en prácticamente nada y que no nos van a resolver los problemas de forma rápida, si es que lo solucionan. Mi experiencia me dice que el alojamiento debe ser siempre bueno porque es el motor de la página web, así que no escatiméis en ello.

2018-10-25T16:15:30+00:00